Vuelta efímera del Trio de Barcelona

By PAULA SÁNCHEZ LAHOZ   OCT. 22, 2018

Después de más de dos décadas desde su último concierto, el Trio de Barcelona (Gerard Claret, violín, Lluís Claret, cello y Albert Attenelle, piano) volvió el pasado jueves 22 de octubre al Petit Palau para ofrecer un bonito recuerdo de sus quince años juntos. El concierto, que coincidió con el día de Santa Cecilia, patrona de la música, fue un éxito que los músicos compartieron con familia, amigos y alumnos y exalumnos entre el público.

Archiduque

De entre la gran cantidad de obras que existen para esta formación, el trío hizo dos grandes elecciones. Un “Archiduque”, Trío núm. 7, en Si b mayor, op. 97, elegante, sobrio y lleno de expresividad abrió la noche.

La primera frase, a manos del pianista, fue de una delicadeza y gusto extraordinarios. Seguidamente, a manos de los hermanos Claret, la continuación de esta frase, y de todo el movimiento, fue cogiendo forma con un sonido homogéneo, envolvente y cautivador.  Por lo general, los tempos de todos los movimientos fueron ligeros y los oyentes se dejaron llevar sin desengancharse ni una sola nota.

Mendelssohn

El Trío núm. 1, en Re menor, op. 49 de Felix Mendelssohn, que destaca por la cantidad de notas y velocidad de dedos que requiere, sobretodo para el pianista, fue una exhibición de agilidad. A sus ochenta años, Albert Attenelle demostró a lo largo de todo el concierto estar en una forma envidiable. Gerard y Lluís Claret, sin quedarse en segundo plano en ningún momento, dibujaron largas líneas y destacaron con fuerza las notas necesarias.

En esta ocasión, con un trío clásico donde el violoncello siempre es el más “perjudicado” por registro y volumen y son frecuentes los problemas de balance, Lluís Claret probó con rebosante sonido que no tiene por qué ser siempre así. Gerard, con sutileza y proyección, acompañó cada nota hasta el último oído de la sala.

El Trio de Barcelona demostró que la edad, con trabajo, talento y pasión, no es ningún impedimento para continuar ejerciendo al más alto nivel. Para los que no pudieron acudir, como parte de la pequeña gira que el Trio de Barcelona ofrece dentro de la celebración de los 50 años sobre los escenarios de los hermanos Claret, les queda una última oportunidad esta noche en la Iglesia de Canillo, Andorra.

palaumusica.cat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *