Tiempo a la música

Robert Schumann

By XAVIER RICARTE     DIC. 2, 2018

Estas son dos de las definiciones que nos sugiere el diccionario de la RAE (Real Academia Española).

Estudio:

  1. Esfuerzo que pone el entendimiento aplicándose a conocer algo.
  2. Trabajo empleado en aprender y cultivar una ciencia o arte.

Robert Schumann ya nos hablaba del estudio, cómo estudiar la música y cómo enfocar nuestra formación frente al instrumento. Él mismo escribió 70 consejos para jóvenes músicos, un escrito muy pedagógico que todos los estudiantes deberían tener más que presente.

Los aprendices de música, muchas veces se encuentran en una situación difícil ya que, en las escuelas y conservatorios de música, no enseñan a estudiar. Mas tarde, entran en centros superiores y se ven obligados a cambiar su forma de estudiar. Es en este momento donde el alumno empieza a experimentar dudas y aversión ante sus estudios pasados.

Como estudiar no es el único problema que uno se encuentra en las escuelas de música de nuestro país. La formación inicial debe ser de calidad, ya que se tratan conceptos básicos y fundamentales para seguir avanzando y creciendo.

¿Qué dicen los artistas?

Quiénes han tenido un papel importante en la difusión de los buenos hábitos, han sido los artistas, facilitando consejos útiles a los estudiantes de las diversas modalidades.

El pianista Arthur Rubinstein, por ejemplo, decía que si se tiene que dedicar muchas horas al estudio pero sin resultado, hay algo que está fallando, hay alguna cosa que no se hace de forma correcta.

En esta entrevista, podemos escuchar algunas de sus sabias palabras.

Rubinstein at 90 interviewhttps://www.youtube.com/watch?v=VFEsLdERZwI

También tenemos el ejemplo del violinista Nathan Milstein, el cual su maestro Leopold Auer, le dijo: “Si practicas con tus dedos, necesitarás todo el día. Practica con tu mente y en 2 horas habrás hecho mucho más.”

Uno de los casos con más influencia ha sido el de Itzhak Perlman, quien ha tenido una repercusión mediática pero muy instructiva. Publica a menudo en su canal de Youtube, explicaciones de métodos de estudio, posibles soluciones a algunas dificultades técnicas en el instrumento u otros temas.

Aquí se puede ver algunos de los temas los cuales habla.

https://www.youtube.com/watch?v=FA0_Jlof6FU

https://www.youtube.com/watch?v=J5KezdDQmyU&t=183s

Itzhak Perlman

(Photo by Lisa Marie Mazzucco)

Práctica consciente

La práctica consciente es una actividad metódica y estructurada. En lugar de, prueba y error sin sentido, se trata de un proceso activo y reflexivo, de experimentación con metas e hipótesis. El violinista Paul Kantor dijo una vez que “la sala de práctica debería ser como un laboratorio, donde uno puede jugar libremente con diferentes ideas, tanto musicales como técnicas, para ver qué combinación de ingredientes produce el resultado que uno está buscando.”

Para poder realizar efectivo el estudio, es necesario que este sea lento e involucrando la repetición de secciones pequeñas y específicas del repertorio, en lugar de simplemente tocar. Un ejemplo podría ser, trabajar una pequeña melodía y asegurarse de mostrar la belleza la cual la forma. Sentir el fraseo para que sea natural y proyectado, en vez de ir tocando y, dejar a manos de la suerte, algo tan delicado.

Trabajar con consciencia, también necesita de una supervisión del rendimiento, buscando continuamente nuevas formas de mejorar. Esto significa, escuchar lo que sucede para que uno pueda identificar exactamente dónde se encuentra el error.

Por ejemplo, ¿Por qué me sale un acento en medio de este fraseo? ¿He digitado correctamente este pasaje? ¿Qué sensación interior tengo? ¿Cómo puedo mejor este legato? Entre otras dudas que van surgiendo durante el estudio.

Pocos músicos se toman el tiempo necesario para analizar todos estos procesos que transcurren a lo largo del estudio.

Estos pueden ser algunos pasos a seguir para mejorar el resultado.

1. La duración

Mantener las sesiones de práctica limitadas, a una duración que permita a uno mantener la concentración. Esto puede ser tan corto como 10-20 minutos para los estudiantes más jóvenes, y tan largo como 45-60 minutos para los habituados.

2. Tiempo

Llevar un registro de las horas del día en las que la persona en cuestión tiende a tener más energía. Esto puede ser a primera hora de la mañana, o justo antes del almuerzo, u otros momentos los cuales se adecúen a la persona.

Tratar de practicar durante estos períodos es productivo y eficaz, ya que son momentos en los que podrás concentrarte y pensar con mayor claridad.

3. Objetivos

Trata de usar un cuaderno de práctica. Mantener un registro de los objetivos de práctica y de los descubrimientos durante estas sesiones. La finalidad es tener una idea clara del sonido y de la sensación que se desea producir, o bien las frases en particular que exigen de mas atención. Integrar una ejecución de manera coherente y orgánica.

4. Resolución

– Definir el problema: ¿cómo quiero que suene esta nota / frase?

– Analizar el problema: ¿qué está haciendo que suene así?

– Identificar posibles soluciones: ¿qué puedo modificar para hacer que suene de esta forma?

– Probar las posibles soluciones para seleccionar la más efectiva: ¿cuál es la mejor opción según la partitura? ¿Mejor la primera o la segunda?

– Implementar la mejor solución para uno mismo

– Supervisar la implementación: ¿estos cambios continúan produciendo los resultados que estoy buscando?

tocando el piano

Es importante tener presente que todos somos diferentes y por ello, no siempre se pueden enseñar las mismas cosas a diferentes alumnos.

Muchos músicos creen que estudiar durante horas y horas frente al instrumento es necesario. Sí lo es, pero a veces es improductivo ya que se prescinde de un trabajo muy importante fuera del instrumento; el estudio sensorial o sensitivo. Un estudio mental que se puede hacer durante un viaje en transporte, o en el comedor de casa o en algún otro lugar donde se pueda meditar, con atención a la partitura y al trabajo de uno mismo.

Lo que realmente se necesita son objetivos claros y específicos, como por ejemplo, practicar un episodio o pasaje en diferentes tipos de fraseo, o practicar otro hasta que puedas descubrir cómo lo has hecho para que suene de ésta manera.

El oído también necesita formarse fuera del instrumento. Nuestros músculos también necesitan un reposo, para que puedan estar en mejor estado y reaccionar a los pensamientos.

En definitiva, es la búsqueda de la mejora, de la calidad, de luchar contra uno mismo.

El camino para poder interpretar la música, a la elevación que se merece.

Coger la partitura e imaginar el sonido que hay, sentir la sensación que produce un pasaje, es una formación de calidad y de hermenéutica.

Webgrafía

https://bulletproofmusician.com/how-many-hours-a-day-should-you-practice/

https://www.youtube.com/watch?v=f2O6mQkFiiw

https://www.youtube.com/user/itzhakperlman/videos?disable_polymer=1

https://www.youtube.com/watch?v=gex0sOR7XZ0

One comment on “Tiempo a la música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *