Pura energía

By EVA MESALLES     NOV. 25, 2018

El pasado 25 de Noviembre la violinista Leticia Moreno arrasó, acompañada de la OCM, con su interpretación de las Cuatro Estaciones Porteñas. Esta joven y atractiva violinista cautiva al público con su carisma natural  y su fuerza interpretativa.

Leticia Moreno ha trabajado con directores de la talla de Yuri Termirkanov, Esa-Pekka Salonen, Zubin Mehta y Josep Pons entre otros y ha colaborado con las principales orquestas del panorama internacional. El bello instrumento que la acompaña es un Nicolò Gagliano del 1762.

Las Cuatro Estaciones Porteñas son tangos independientes que Astor Piazzolla compuso entre los años 1965 y 1970 y que el compositor ruso Leonid Desyatnikov arregló en forma de suite orquestal vinculada a las Cuatro Estaciones de Vivaldi.

La interpretación del grupo de solistas que acompañaban a Leticia Moreno en su recorrido estacional estuvo formado por miembros de la OCM, destacamos los solos del violonchelista Ferran Bardolet.

Como bis Leticia Moreno ofreció una versión lírica y enérgica  del conocido tango de Piazzolla Oblivium.

Las Suites de ballet

Ya en la segunda parte del concierto ofrecido por la OCM encontramos dos compositores: Igor Stravinsky y Alberto Ginastera. Ambos tienen en común la creación de una Suite de piezas a partir de ballets de creación propia, coincidiendo en el argumento: el triunfo del amor entre dos jóvenes de diferentes procedencias. La influencia del Pájaro de Fuego de Stravinsky, estableció nuevos patrones musicales y amplió horizontes en el mundo del ballet clásico. En el caso de la obra de Ginastera, La Suite del Ballet “Estancia”, op.8a, el ambiente es muy diferente en cuanto a la historia, ya que se trata de un cuento fantástico sobre gauchos. En Ginastera el ritmo es enérgico y vigoroso y los personajes quedan muy bien descritos a través de la música. La interpretación de la orquesta estuvo a la altura de las obras, aunque hubo cierto desequilibrio en las voces. Destacó la sección de violonchelos y contrabajos. Como bis la orquesta ofreció de nuevo la brillante Danza Final de Ginastera.

La Orquesta Sinfónica Camera Musicae  fue fundada en el 2006 y siempre han sido recibidos con entusiasmo por parte del público por sus interpretaciones y por la labor que realizan de divulgación de la música clásica, enfocando su atención al público melómano más joven. Desde sus inicios el director titular i artístico es Tomás Grau. La OCM también realiza de manera periódica giras de conciertos por diferentes ciudades europeas, convirtiéndose así en una de las formaciones más prometedoras del panorama catalán.

Más información:

escena25.cat

palaumusica.cat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *