“Didone” abandonada

By ISRAEL DAVID MARTINEZ (Innsbruck)     AGO. 12, 2018

El pasado 10 de agosto alzó el telón el Tiroler Landestheater para estrenar la primera de las óperas previstas en el Festwochen der Alten Musik de Innsbruck, 2018.

La elegida para tal ocasión fue Didone abbandonata del compositor italiano Saverio Mercadante (1795-1870). Basada en un original de Metastasio, cuenta con un libreto de Leone Tottola y, como algunas composiciones, no ha sobrevivido al paso del tiempo. Musicalmente es poco original y se entiende que haya caído en el olvido, no obstante, sí merece ser interpretada ya que atesora momentos -pocos- de cierta belleza melódica.

Regie

El inconveniente que tuvo la recuperación de este título estuvo, lamentablemente, en la dirección escénica asignada a Jürgen Flimm. Se ha de entender que cuando una ópera estrenada en pleno romanticismo, 1828, no tiene el genio necesario para formar parte del repertorio y, además, está sostenida por un libreto poco interesante, salpicado de numerosos e interminables recitativos, se supone que la parte visual ha de jugar un papel primordial.

Pero no fue así. De Flimm, con una larga experiencia tanto en Berlín como en Salzburgo, se esperaba que hiciera una propuesta atractiva, un recorrido visual sobre el drama en la escena. Pero no fue así. En el escenario se instaló un cuadrilátero que giraba, y giraba, y volvía a girar, un frigorífico de la marca Smeg, una revolvedora de cemento, un sillón, un sofá y dos máquinas de humo que se convirtieron en una pesadilla para las veinte primeras filas de platea.

El movimiento en escena de los cantantes fue predecible y, para asombro del respetable, el coro apareció y despareció por los más asombroso, y ridículos, lugares.

Cantantes

En el terreno vocal, Viktorija Miskunaité (Didone), Katrin Wundsam (Enea) y Carlo Vincenzo Allemano (Jarba) estuvieron fantásticos, emisión diáfana y técnica impecable. Emile Renard (Selene) mostró una bellísima voz, Pietro Di Bianco (Osmidas) estuvo voluntarioso y Diego Godoy (Araspe) arrastró serios problemas en el registro agudo.

Alessandro De Marchi realizó una acurada lectura de la partitura y orquesta (Academia Montis Regalis) y coro (Maghini), dentro de la corrección, estuvieron tímidos en los contrastes dinámicos.

Los dos títulos que todavía esperan estreno en el Festival, en el campo de la lírica, serán Apollo e Dafne de Francesco Cavalli (20, 22 y 23 de Agosto de 2018) y Semele de Johann Adolf Hasse (25 y 26 de Agosto de 2018)

www.altemusik.at

Didone abbandonada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *